Tfno: 914465726;   fax: 915932445        email: consejo@adoracion-nocturna.org         Estamos: C/ Carranza, 3 – 2º Dcha. 28004 Madrid

Adoración Nocturna Española

 

Adorado sea el Santísimo Sacramento   

 Ave María Purísima  

 
 

Liturgia de las Horas

 

Santos y Beatos

Domingo de Guzmán pb, Ciriaco y co mrs, Pablo Ke Tingzhu mr

 

Domingo de Guzmán        

 

 

5CEFERINO JIMÉNEZ (1861-1936)

Gitano, laico, adorador en Barbastro desde su inauguración en 1931.

Martirizado el 8 de agosto.

 

          CEFERINO JIMÉNEZ MALLA, “El Pele”, se apuntó a la Adoración Nocturna en 1931 cuando el obispo Nicanor Mutiloa funda en Barbastro la asociación. Por ser analfabeto algunos adoradores pensaban que no podía ser adorador porque no podría leer los salmos correctamente. Sin embargo, se dice que cuando cantaba el "Cantemos al Amor de los amores" se emocionaba más que los que sabían leer bien, sobre todo con las palabras "Dios está aquí".
          Hijo de padres gitanos españoles, Ceferino, nació en Fraga (Huesca). Vivió como gitano. Se casó, al estilo gitano, con Teresa Giménez, una gitana de Lérida de fuerte personalidad, y se estableció en Barbastro. En 1912 se casó por la Iglesia con ella. No tuvo hijos, pero adoptó a una sobrina de su esposa. Se dedicó a la venta ambulante y a la compraventa de caballerías por las ferias de la región, siempre con honradez. Al enviudar fue cuando se hace miembro de los Jueves Eucarísticos, de la Adoración Nocturna, las Conferencias de San Vicente de Paúl y la Tercera Orden Franciscana y colaboraba en la catequesis de los niños.
          En los últimos días de julio de 1936, fue detenido por salir en defensa de un sacerdote que arrastraban por las calles de Barbastro para llevarlo a la cárcel, y por llevar un rosario en el bolsillo. Le ofrecieron la libertad si dejaba de rezar el rosario. Pero no aceptó y fue martirizado la primera semana de agosto.

Oración

         Oh Dios, que has concedido al beato gitano Ceferino confesar su fe cristiana hasta derramar la sangre por Cristo, suscita en la Iglesia, congregada entre todos los pueblos, testigos valientes de la verdad evangélica que entreguen su vida al servicio de los hermanos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

5MANUEL ARANDA ESPEJO (1916-1936)

Seminarista de la diócesis de Jaén. Asistía a la adoración en Martos cuando podía.

Martirizado el 8 de agosto.        Fiesta litúrgica: 6 noviembre

 

         MANUEL ARANDA ESPEJO, nacido en Monte Lope Álvarez, era seminarista cuando fue detenido el 21 de julio de 1936 en la capilla de Nuestra Señora del Carmen. Se ensañaban con él, se negó a descolgar cuadros del Vía Crucis, terminó martirizado al negarse a blasfemar.

 

5CRUZ LAPLANA LAGUNA (1875-1936)

Obispo de Cuenca. Aparece inscrito en el libro de registro del año 1923. Presidió las bodas de plata de Cuenca el 9-6-1929.

Martirizado el 8 de agosto.       Fiesta litúrgica: 6 noviembre

 

         CRUZ LAPLANA LAGUNA fue obispo de Cuenca y adorador en Zaragoza y Cuenca. Realizó gestiones, por ejemplo, para el establecimiento del turno de adoradores en el seminario conciliar de San Julián que se estableció en la noche de la vigilia de San Juan de 1929.
         Nació en Plan, Huesca, el 3 de mayo de 1875. Fue párroco de Caspe y de San Gil, en Zaragoza, y profesor del Seminario Metropolitano antes de ser designado obispo de Cuenca en 1921 y consagrado en el Pilar el 26 de marzo de 1922. Fue recibido con gran entusiasmo.
El 8 de agosto, a medianoche, se presentan un grupo de pistoleros, y obligan a subir a un autobús al Obispo y a Fernando Español. Les dijo: «Si es preciso que yo muera por España, muero a gusto. Ya voy preparado y confesado», «Yo os perdono y desde el cielo rogaré por vosotros». Una bala le atravesó la palma y se le incrustó en la sien. Murió de sotana y con las insignias episcopales, ya que cuando lo detuvieron se negó a vestirse de paisano. Simultáneamente caía acribillado su sobrino y secretario, Fernando Español.

 

5FERNANDO ESPAÑOL BERDIE (1875-1936)

         Sacerdote de la diócesis de Cuenca. Sobrino y secretario del obispo Cruz Laplana con quien murió y, como él, adorador de la sección de
       Cuenca, inscrito en el libro de registro el año 1923.

Martirizado el 8 de agosto.    Fiesta litúrgica: 6 noviembre

         FERNANDO ESPAÑOL BERDIE nació en la localidad oscense de Anciles, el 11 de octubre de 1875. Tuvo 4 hermanos, 2 de ellas fueron religiosas adoratrices. Figura inscrito con el Obispo en Cuenca.
        Su vida cambió tras sufrir una enfermedad cuando estaba ya listo para ejercer la abogacía y quiso ser sacerdote. Fue coadjutor en varias parroquias. Estando de párroco en Grastau, el recién nombrado obispo de Cuenca, su tío, D. Cruz Laplana, le invitó a compartir su misión. Y la compartió completamente. Hasta la muerte.

 

5ANTERO MATEO GARCÍA (1875-1936)

Adorador en Barcelona. Leones de nacimiento.
Casado, 8 hijos, 2 religiosos. Ferroviario.

Martirizado el 8 de agosto.     Fiesta: 6 noviembre

      ANTERO MATEO GARCÍA "Era un hombre muy católico y entregado" recordaba un familiar lejano de Valdevimbre, en León, lugar que el 31 de julio de 2008 le dedicó una calle y colocó una placa recordativa en su honor según recogió la prensa local. Antero nació en esa localidad el 4 de marzo de 1875. Era el mayor de nueve hermanos. Se casó y se estableció en Cembranos (León) y en 1916, emigró a Barcelona encontrando trabajo en los Ferrocarriles del Norte. Tuvieron ocho hijos, uno de los cuales fue dominico y otra carmelita descalza. Junto con su esposa, ingresó en la orden seglar dominicana y fue miembro de la Adoración Nocturna. En algunas peregrinaciones a Lourdes hizo de camillero para los enfermos y visitaba a los necesitados con frecuencia. Fue detenido por ser un cristiano que siempre dio testimonio de su fe. Fue martirizado bajo el puente denominado del Dragón, el 8 de agosto de 1936.

Oración

        Dios todopoderoso y eterno, que concediste a los mártires de España del siglo XX la gracia de morir por Cristo, ayúdanosennuestra debilidad para que, así como ellos no dudaron en morir por ti, así también nosotros nos mantengamos fuertes en la confesión de tu nombre.
        Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.